• 0 Items - 0,00 
    • No hay productos en el carrito.

5,90 

MARQUESA DE CAMBA, LA

Recuperada la novela histórica de 1848

 

Nº páginas: 297
Medidas: 14 x 21 cms
Idioma: castellano (introducción en gallego)
Salida de esta edición: septiembre 2008
ISBN: 978-84–89323–19–3
Encuadernación: cartoné.
Edición al cuidado de Xosé Ramón Fandiño

 

Esta novela parte de un hecho histórico: el asesinato, en junio de 1366, a las puertas de la Catedral de Santiago, del arzobispo don Suero Gómez de Toledo y su deán Pedro Álvarez. Un suceso que conmocionó a la sociedad de la época.

El periodista compostelano Antonio Neira de Mosquera publicó la obra en Madrid en 1848. Los ejemplares de esa primera edición fueron enseguida retirados por la censura, con lo que el libro pasó a ser un objeto de culto, inexistente hasta hoy en la mayor parte de las bibliotecas y archivos. La publicación que ahora presentamos, al cuidado de Xosé Ramón Fandiño, es la primera desde aquella de 1848 (si exceptuamos la traducción al portugués aparecida en Porto en 1852).

La novela posee el atractivo de las mejores tramas de acción. Un asesinato que va brotando desde las primeras páginas entre traiciones, pasiones amorosas, venganzas… y la clave de este trágico acontecimiento: las luchas por el poder entre dos hermanastros, Pedro I y Henrique de Trastámara.

f0fc637db0f0
Compartir

Autoría

"Antonio Neira de Mosquera (Santiago, 1823-1854) fue uno de los precursores del Resurgimiento cultural de Galicia del último tercio del siglo XIX. Perteneció a una generación de jóvenes universitarios, optimistas, luchadores, agrupados en la Academia Literaria de Santiago (fundada en 1831), en la que también encontramos a Añón, los hermanos Faraldo y Camino, Rúa Figueroa, Romero Ortiz... Cultivó todos los géneros literarios (articulista, novelista, dramaturgo, crítico histórico y literario, monografías...). Como periodista fue director de El Recreo Compostelano, con Antolín Faraldo como director adjunto. Para Benito Varela Jácome "Neira era el escritor más versado en la historia compostelana". Durante su estancia en Madrid colaboró, entre otros, en el Semanario Pintoresco Español, revista ilustrada fundada por Mesonero romanos y en la que también escribían Zorrilla, Fernán Caballero o el Duque de Rivas. Murió a los 31 años de edad, en Compostela, un 9 de julio de 1854. Ya casi moribundo, dictara su último artículo, El poeta Sombra, a Benito Vicetto, un gran admirador suyo."